Tel: 91 180 55 62 -
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado

¿Cuál es la historia del guacamole?

¿Cuál es la historia del guacamole?

El guacamole que se prepara en cualquier restaurante mexicano en Madrid centro es un plato típico de Centroamérica con cientos de años de antigüedad. Dice la leyenda que su receta fue un regalo divino. Aquí te explicaremos por qué el guacamole es un manjar de dioses.

Como seguramente sabes, el ingrediente principal del guacamole es el aguacate, extensamente conocido como palta. La palabra guacamole proviene del término náhuatl "Ahuacamolli", que significa "salsa de aguacate". Este magnífico acompañamiento se prepara desde hace siglos. Su receta nos fue regalada por el dios Quetzalcóatl por lo que, obviamente, no podía faltar en ningún restaurante mexicano en Madrid centro.

El dios Quetzalcóatl, también conocido como "serpiente emplumada", "gema de los ciclos", "el de las barbas de serpiente" y "movimiento y quietud", entre otros nombres, es uno de los cuatro hermanos descendientes de Ometecuhtli y Omecíhuatl, los señores de la dualidad y dioses primordiales.

Quetzalcóatl, al que se vincula con el planeta Venus, dejó sus enseñanzas en los huehuetlahtolli, los "dichos de los antiguos" y, entre estas enseñanzas, la receta original del guacamole. Hoy en día, el guacamole se ha diversificado y puede incluir cebolla u otros ingredientes.

Los ingredientes que nos dejó indicados Quetzalcóatl son los siguientes: aguacates, jugo de limón, chile y tomate. Esto lo mezclaremos en un molcajete, un mortero tradicional de piedra, por lo general volcánica. Para machacar los ingredientes usaremos un tejolote, una mano de mortero del mismo material.

Se dice que Hernán Cortés le mandó una de sus "Cartas de relación" al rey Carlos V argumentando en ella que algunos pueblos le confundieron con Quetzalcóatl (por sus largas barbas). De esta manera, el conquistador pudo tomar posesión de las tierras sin tener que dar demasiadas explicaciones.

En cualquier caso, y sea la leyenda cierta o no, en el Restaurante Mezcal estamos convencidos de que el guacamole es una delicia caída del cielo.

haz clic para copiar mailmail copiado